Select Page
EL NAGUAL CASTANEDA

EL NAGUAL CASTANEDA

Carlos Castaneda, conocido autor de obras como El fuego Interno y El conocimiento Silencioso, fue discípulo de Don Juan Matus, un indígena yaqui del norte de México quien lo introdujo en la senda del saber Tolteca. Los Pases Mágicos son uno de los aspectos prácticos de este saber, que son ejercitados como un entrenamiento clave en la búsqueda de la conciencia y la libertad.
pasesmag-280x280Los Pases Mágicos son una vía hacia el poder personal, que se manifiesta como una sutil sensación de vibración en el cuerpo, acompañada por una mayor atención en el momento presente, la conexión del ser con todo lo que lo rodea. En este taller podrás experimentar el efecto de estos ejercicios y aprovechar su impulso energético de una manera práctica y vivencial.

La Tensegridad es un arte: el arte de adaptarse a la propia energía, y a la energía de los demás, de manera tal, que este acto contribuya a la integridad de la comunidad que somos.

Ejecutar los pases mágicos de la Tensegridad individualmente así como en grupo es una actividad asidua con el cuerpo y es la responsable de los numerosos cambios positivos que se producen en la personalidad. Estos cambios van precedidos generalmente de un entendimiento más profundo de uno mismo, tanto en función del pasado como en función del cuerpo.

La Tensegridad tiene como objetivo ayudar al individuo a recuperar las funciones fundamentales de respirar, moverse, sentir y expresarse a sí mismo; promoviendo dinámicamente la salud y su bienestar.

Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

Antes de que Don Juan Matus dejara este mudo, impuso a sus discípulos, entre ellos; Taisha Abelar, Florinda Donner-Grau, Carol Tiggs y Carlos Castaneda, un código de comportamiento basado en su experiencia personal: un modelo de inaccesibilidad… sin embargo, cambio es todo lo que hay, y las cosas han cambiado, sin embargo la accesibilidad de los secretos de los videntes del México antiguo ha sido el resultado de la práctica de la fluidez… una de las condiciones esenciales de este mundo para evolucionar como seres conscientes de sí mismos… en otras palabras, nada en el mundo de los brujos es permanente… así como nada en el mundo de la vida ordinaria lo es tampoco, la diferencia entre un practicante de tensegridad y una persona ordinaria es que la persona común y corriente está decidida a ignorar el cambio que ocurre cada día, escondiéndose detrás de justificaciones, pretextos e idealidades vacías… que los mantienen en su zona conocida.

Los practicantes de tensegridad creen que estamos socializados con el propósito de negar nuestro verdadero potencial, ya que tenemos miedo de lo que realmente podemos ser…. por ejemplo, nuestra preocupación con la presentación y defensa del ser en la vida diaria es uno de esos mecanismos que nos sirven para caer en la ilusión de que no hay necesidad de cambiar y por lo tanto podemos negar nuestra muerte inminente… por algún tiempo.

Actualmente, cualquier persona puede emprender la tarea del autoconocimiento y transformación… el único requisito es querer hacerlo con un deseo inflexible… se ha de tener intento inflexible para ser libre… por supuesto que el camino no es fácil… constantemente buscamos excusas y tratamos de escapar de nuestro derecho de libertad. El buscador de la libertad no pierde tiempo ni energía en tonterías ordinarias… El nagual Castaneda era una de esas personas que no podía estar sin amigos… ni al cine podía ir solo… Don Juan en un determinado momento le dijo que debía abandonar todo y, particularmente, separarse de todos aquellos amigos que lo mantenían en lo mismo… por largo tiempo resistió la idea hasta que por último entendió que mientras estuviera con ellos, sería tal y como ellos eran… seres ordinarios, viviendo vidas ordinarias, monótonas y aburridas.

El objetivo de un vidente es salir de este mundo vivo y completo… salir con todo lo que uno es, pero con nada más que con lo que uno es… sin llevarse nada ni dejar nada… Don Juan salió entero y consciente de este mundo… Don Juan no murió una muerte ordinaria, porque los Toltecas no mueren como los demás… la idea de que somos libres es una ilusión y un absurdo… el sentido común nos engaña porque la percepción ordinaria sólo se ocupa de parte de la verdad… la percepción ordinaria no nos dice gran cosa… hay mucho más que el mero paso por la tierra… hay mucho más que sólo comer, trabajar, casarnos y reproducirnos… el sentido común es ese acuerdo al que hemos llegado tras un largo proceso educativo que nos impone la percepción ordinaria como la única verdad… el Arte del nagual consiste en llevar al aprendiz a descubrir y a utilizar ese prejuicio perceptivo como una herramienta más de percepción variada…

El nagual Castaneda consideraba que la fenomenología ofrece el marco teórico y metodológico más útil para comprender las enseñanzas de los Toltecas… para la fenomenología el acto del conocimiento depende de la intención y no de la percepción… la regla más importante del método fenomenológico es “hacia las cosas mismas”… la tarea que Don Juan realizó con Castaneda fue la de cambiar poco a poco los prejuicios perceptivos hasta llegar a la ruptura total del razonamiento lógico… la fenomenología “suspende” el juicio y se limita a la “descripción” de los puros actos intencionales… así, por ejemplo, el objeto “casa” es una construcción… el referente fenomenológico es mínimo… transforma al referente en algo concreto y singular… la fenomenología tiene para Carlos un simple valor metodológico… el hombre occidental, el hombre europeo, a lo más que ha llegado es al hombre político… este hombre político sería el epítome de nuestra civilización… Don Juan, con su enseñanza, está abriendo la puerta para otro hombre mucho más interesante… un hombre que vive ya en un universo Mágico… el hombre político es el hombre de dominio cuyo poder controla tanto la realidad concreta del mundo como los seres que la habitan… el mundo de Don Juan, en cambio, es un mundo Mágico… poblado de entidades y de fuerzas desconocidas… lo admirable de Don Juan es que aunque en el mundo de todos los días él parece estar loco, nadie es capaz de percibir otros mundos… al mundo Don Juan le ofrece una fachada que es necesariamente temporal… una hora, un mes, sesenta años… nadie lo podría agarrar descuidado… en este mundo Don Juan es impecable porque él siempre supo que lo de aquí es sólo un momento… y que lo que viene después… ¡una belleza!… Don Juan amaba intensamente la belleza… la percepción y concepción que Don Juan tenía de la realidad y el tiempo son indudablemente muy distintas a la cotidianidad… Don Juan era siempre impecable… sabiendo que “de este lado” todo es definitivamente pasajero…eagles-1024x576

Don Carlos describe un universo polarizado hacia dos extremos: el lado derecho y el lado izquierdo… el lado derecho corresponde al tonal y el lado izquierdo al nagual… son las dos mitades de la “Burbuja de la Percepción”… la tarea del Nagual con sus aprendices consiste en limpiar prolijamente una parte de la “burbuja”… para luego reordenar “todo lo que hay” en el otro lado…. el Nagual se ocupa de esto martilleándoselo al aprendiz sin piedad hasta que toda su visión del mundo queda en una mitad de la burbuja… la otra mitad, la que ha quedado limpia, puede entonces ser reclamada por algo que los Brujos llaman “Voluntad”… explicar todo esto es muy difícil porque, a este nivel, las palabras son totalmente inadecuadas… precisamente, la parte izquierda del universo implica la ausencia de palabras.., y sin palabras no podemos pensar… allí sólo caben las acciones… en ese otro mundo el cuerpo actúa… el cuerpo, para entender, no necesita de las palabras… ni de los pensamientos.

El “Camino del Conocimiento” es largo y requiere de total dedicación… todos los que buscan conocimiento tienen un objetivo concreto y un incentivo muy puro… el objetivo consiste en pasar conscientemente al otro lado por el costado izquierdo del universo… hay que tratar de aproximarse lo más posible al Águila… y procurar escaparse sin que nos devore… el objetivo es salir de puntillas por el lado izquierdo del Águila… escapar hacia la libertad total.

De acuerdo con los videntes; hay una entidad que los Brujos llaman el Águila… la “Ven” como una inmensa negrura que se extiende hasta el infinito… es una inmensa negrura que un relámpago la cruza… por eso es que la llaman el Águila… tiene alas y lomo negros… y su pecho es luminoso… el ojo de esa entidad no es un ojo humano… el Águila no tiene piedad… todo lo que esta vivo está representado en el Águila… esa entidad encierra toda la belleza que el hombre es capaz de crear así como también toda la bestialidad que no es el ser humano propiamente dicho… lo que es propiamente humano en el Águila es inmensamente pequeño comparado con la totalidad… el Águila es demasiada masa, bulto, negrura… frente a lo poquito que es lo propio del ser humano… el Águila atrae a toda fuerza viva que está pronta a desaparecer porque se alimenta de esa energía, es como un imán inmenso que va recogiendo todos esos haces de luz que son la energía vital de lo que está muriendo…

¿QUÉ ES LA TENSEGRIDAD?

¿QUÉ ES LA TENSEGRIDAD?

 

La Tensegridad es la traducción al español del término Tensegrity, derivado de tensional integrity (integridad tensional). La tensegridad es la característica que presentan determinadas estructuras, cuya estabilidad depende del equilibrio entre fuerzas de tensión y compresión. Las estructuras de tensegridad fueron exploradas por el artista Kenneth Snelson, produciendo esculturas como Needle Tower, de 18 metros de altura y construida en 1968.

El término “tensegrity” fue acuñado por el célebre Buckminster Fuller, conocido por uno de sus más famosos diseños arquitectónicos; el domo geodésico y la Biosphère construida para la Expo 67 en Montreal.

La Tensegridad es la versión moderna de ciertos movimientos llamados “pases mágicos”

que fuerno descubiertos por videntes que vivieron en México en tiempos previos a la conquista española.
Tiempos previos a la conquista española es el término que usaba don Juan Matus, un indio chamán mexicano que dio entrada a Carlos Castaneda, Carol Tiggs, Florinda Donner-Grau y Taisha Abelar al mundo cognitivo de los chamanes que vivieron en México, según don Juan, hace más de 10,000 años.

Don Juan explicó a sus discípulos que aquellos chamanes, descubrieron a través de prácticas de ensueño, que los seres humanos somos capaces de percibir energía directamente tal como fluye en el universo. En otras palabras, de acuerdo con don Juan, aquellos chamanes aseguraban que cualquiera de nosotros si así se lo propone, puede interrumpir, por un momento, su sistema de interpretación que convierte el flujo de energía en datos sensoriales propios de nuestra especie.

Aquellos chamanes afirmaban que transformar el flujo de energía en datos sensoriales crea un sistema de interpretación que convierte la energía que fluye en el universo en el mundo cotidiano que conocemos.

Don Juan continuó aclarando a sus discípulos que una vez que aquellos antiguos chamanes establecieron la validez de la percepción directa de la energía, a la que llamaron ver, procedieron a refinarla y aplicarla. Esto es, percibían a los otros, a voluntad, como un conglomerado de campos energéticos. Al percibirse de esta manera, los seres humanos se ven como esferas luminosas del tamaño de los brazos extendidos, a los lados y hacia arriba.

En este conglomerado de campos energéticos, se puede distinguir un punto de intensa luminosidad localizado a la altura de los omóplatos, mas o menos a un metro de distancia detrás de éstos. Los videntes del México antiguo que descubrieron este punto luminoso lo llamaron el punto de encaje, debido a que concluyeron que es ahí donde se ensambla la percepción.

Ayudados por su capacidad de ver, se dieron cuenta de que en este punto luminoso, ubicado en el mismo sitio para todos los seres humanos, convergen cantidades astronómicas de filamentos luminosos que son los campos energéticos que constituyen el universo en general. Al converger en este punto, se convierten en datos sensoriales que pueden ser utilizados por los seres humanos. Utilizar energía convertida en datos sensoriales era considerado por aquellos chamanes como un acto mágico: la energía es transformada por el punto de encaje en un mundo verdadero e inclusivo en el que los seres humanos, en su calidad de organismos, pueden vivir y morir.

Aquellos chamanes atribuían el acto de transformar el flujo de energía pura en el mundo que percibimos, a un sistema de interpretación. Su conclusión  fue que el punto de encaje no es sólo el lugar donde se efectúa la percepción, sino que también es donde se interpretan los datos sensoriales.
brincando-1024x697Los pases mágicos de aquellos brujos del México antiguo se convirtieron en su posesión más preciada. Los rodearon de rituales y de misterio, y los transmitían únicamente a sus iniciados, envueltos en el más absoluto secreto. Y así fue como don Juan Matus se los transmitió a sus cuatro discípulos, quienes, al ser los últimos eslabones de su linaje, llegaron a la unánime conclusión de que su interés era hacer el mundo de don Juan accesible a quienes quisieran conocerlo. Por lo tanto, decidieron rescatar los pases mágicos de su estado secreto y ritual. Crearon así la Tensegridad, que se traduce como “la propiedad de armazones que emplean miembros de tensión continua y miembros de compresión discontinua, de tal manera que cada miembro opera con máxima eficiencia y economía.”Este es un vocablo sumamente apropiado, ya que es una mezcla de dos términos: tensión e integridad, los cuales denotan las dos fuerzas impulsoras de los pases mágicos que actualmente están al alcance de quien quiera experimentar sus efectos.

Los Pases Mágicos, están basados en la premisa de que al devolver la energía a nuestros cuerpos físicos, se despierta nuestro vínculo con la fuerza vital que nos sostiene. Una fuerza activa y vibratoria del Universo que los chamanes llaman Intento.